Estudiar en Cataluña

¿Qué pasa con la educación en España?, ¿porque siguen siendo los índices de deserción altos para sus comunidades? Lejos de hablar de España como un ente dividido, quiero integrar este comentario para toda la sociedad española ¿Acaso Cataluña ofrece a sus habitantes nuevas opciones para mantener progresivamente sus estudios con las reformas independentista? ¿Será que toda esta realidad va a cambiar?

No solo la situación académica es razón para ser atendida, pero si se está sobreviniendo un gran cambio, debería ser para conseguir controlar los flagelos, poner fin a problemas, aumentar el terreno económico, dando como resultado una mayor calidad de vida para sus ciudadanos o al menos mantener lo que ya se tiene. A veces me parece contradictorio ver el esfuerzo por terminar de implantar un idioma en sus habitantes, pero descuidar el aspecto de la seguridad, con la investigación a fondo de los índices rojos de robos, hurtos, homicidios o asaltos dentro del territorio.

Es una labor de investigación y la creación de estrategias en donde no solo se fijaran medidas para los controles policiales sino para cerrajeros cabrils, guardianes, vigilantes y todo aquel profesional que esté ligado a la seguridad física de los ciudadanos. Me atrevo a nombrar a los cerrajeros el born porque son esos profesionales que están d primera mano con la víctimas de los ataques a las propiedades, más que los policiales o los de vigilancias que son más de una labor preventiva que de defensiva.

Uno de las causas del caos que se vive en comunidades como Cataluña es que los estudiantes en niveles universitarios en una buena aparte no logran culminar su nivel. Aunque se trata fervientemente de conseguir las causas del abandono, si para estos profesionales en su mejoramiento académica una luz para el aumento o mejor remuneración de sus ingresos ¿Qué es lo que sucede para que abandonen con tanta regularidad?

Aunque en mi opinión es que los potenciales estudiantes, han perdido la fe, por creer que estos representan un negocio para las instituciones académicas, más que el beneficio que le pueda atraer más adelante. Pudiéndose argumentar que no se ajustan a lo más práctico en material laboral sino en una teoría no relevante que no los conduce a nada. No solo se invierte dinero sino un tiempo valioso en el mercado laboral, haciéndolo insostenible, para terminar por buscar empleos que no se permite continuar con el adiestramiento.

Debe realizarse un balance inmediato si es que el deseo es recuperar el campo perdido en cuanto al números de estudiantes que han abandonados por desinterés o por falta de recursos. En Cataluña es necesario que se ajusten estrategias para que mantener a su población en constante formación, rescatar la educación en todos sus niveles y ser un nuevo desarrollo intelectual en Europa. Tal como sus aspiraciones de ser uno solo, grandes en retos propuestos, es el momento que también se analicen la posibilidad de solidificarse en materia académica, científica y de desarrollo intelectual, que son tan importantes para cualquier nación, evitemos la fuga de cerebros.