La sardana como expresión de la cultura catalana

La cultura catalana, enfocada a la música, ha sido víctima de represes iones, tanto por distractoras militares como por intenciones burguesas, pero eso, aun pudiendo verse como algo, ha forjado una identidad propia.

Si nos fijamos, todas las historias de cultura musical del mundo se ven caracterizada por el estado político, económico y social de sus gentes y eso hace que cada relato sea único, y aun más único el impacto sobre la cultura.

Uno de los bailes más populares en toda Cataluña, que además es un tipo de música, es la sardana. La sardana es un baile de pareja que se realiza formando un círculo intercalando un hombre y una mujer.

Este tipo de baile, como ya había dicho antes, también es un tipo de música, que le acompaña. Anteriormente la sardana se bailaba con diversos ritmos pero hoy en di se ha destilado por la presencia de un grupo de instrumentos de viento, lo que hace que sea una característica distintiva de este tipo de baile.

Las características más técnicas del baile poco importan, pues de hecho es un baile bastante sencillo que se compone de pasos cortos y de pasos largos, lo que verdaderamente importa es el impacto social.

La sardana invita a la participación popular, al ser una rueda, existe capacidad para que muchas parejas se unan y eso deriva en una celebración popular integrada que estrecha los lazos entre los habitantes de Cataluña.

Para mi siempre ha sido unas celebraciones en donde nadie se queda por fuera, una celebración en donde todos están invitados, y eso también es parte de la cultura catalana. Recordemos que los catalanes son personas que están muy dispuestas a recibir a las visitas e integrarlas dentro de su día a día, de su cultura, dentro de lo que son y que los diferencia.