¿Que deja la Independencia?

Es inevitable pensar ¿Cuáles son las ventajas o las consecuencias cuando se debe dar un gran paso en la vida? La independencia de Cataluña, no es un paso que se da solo, es un paso agigantado de una sociedad, pero que para mi percepción no logra conseguir mover sus pies correctamente para el logro de su camino. Aún existe un porcentaje de esa gente que duda del deseado cambio, por temor a las consecuencias sociales.

A simple vista solo se prevé las consecuencias económicas pero acaso se tomado enserio las consecuencias sociales, el impacto de este movimiento independentista en las mentes de los jóvenes, en la estabilidad de la nación, que no solo puede llegar a tambalearse económicamente sino que deberá poner a valer sus verdaderas competencias para asumir la ruptura. Cuanto tiempo llevara a los españoles dejara de sentir a Cataluña como suya o viceversa, como asumirán los catalanes con un gran sentido de pertenencia de sus tierras españoles que ahora solo serán catalanes.

¿Es que acaso también estarán en las reglas del juego que los catalanes opositores a la independencia, renuncien a su identidad catalana dejándolos fuera de sus territorio?, ¿Qué pasa con los que no quieren separarse? Aunque todo comienzo es duro, los venideros años, no serían los mejores, ya que deberán adaptarse a su nueva condición, tanto los que queda dentro del territorio aislados de la unión europea, así mismo para los españoles que ya no podrán contar con el apoyo económico de Cataluña.

Como está de moda, levanto un muro para que los españoles no urgen en Cataluña, acaso podría existir un cerrajero que impida que los anteriores dueños se sientan con el derecho a seguir teniendo incumbencia en sus asuntos dentro de sus límites, o ¿los expulsarían para que como se hacen en las viviendas los cerrajeros el carmel logren mantener fuera la vista de los intrusos?

Es lo que está pasando que los líderes políticos buscan dividir en lugar de unir fronteras, que es lo que sucede que ya las sociedades no buscan mezclarse para unir fuerzas, culturas e intereses para disfrutar al mundo de una manera más amigable. No creo que sea tiempo para separar a ningún pueblo, ya son suficientes las miserias que estamos viviendo para aumentar el ambiente hostil de los pueblos. El tema independentista sin duda es una situación mucha más compleja, pero lo que más me preocupa es el impacto social que puede desatar.

La imposición de una lengua única como parte del proceso independentista le adiciona aún más tensión, aunque se puede percibir un porcentaje de rechazo por considerarse libre de usar el catalán o el español como mejor lo necesitasen. Se percibe un ambiente as de imposición que un movimiento espontaneo de búsqueda de identidad, aún hay mucha pasividad, que denota que se necesita un mayor convencimiento de lo que se busca obtener por medio de declararse una nación independiente. Dios encamine sus pasos para que se logre lo mejor para los pueblos y no el interés de unos pocos.